Revista Puerta de Embarque

Viajar para crecer, la ecuación ganadora

By on abril 30, 2014

La prioridad de control del gasto no debería impedir a las empresas aplicar la ecuación que les abre la puerta de la rentabilidad.

Los viajes de negocios han capeado con grandes dosis de habilidad, y dosis aún mayores de austeridad, los años más duros de la crisis económica.  El sector ha evitado las fortísimas caídas del vacacional porque las empresas, en clave de supervivencia, han entendido que no podían renunciar a viajar si aspiraban a seguir, no ya multiplicando sus ingresos, sino “respirando”.
Y ahora que parece que las dificultades económicas comienzan a aflojar la tensión y el segmento vacacional celebra el repunte de la demanda nacional, tras una Semana Santa en la que se han superado las previsiones y se ha vuelto a ver la “alegría en el gasto” olvidada, el mundo de los viajes de negocios mantiene la cautela como pauta de comportamiento. La austeridad y el control de costes han llegado para quedarse y en este sector lo tienen muy claro.

travel-business
Los datos de GEBTA España, grupo de agencias especializadas en viajes corporativos, corroboran que las políticas de ahorro en los costes y optimización de la inversión tienen como contrapartida beneficios contantes y sonantes. Así, en años de contención de costes en las políticas de viajes, el sector ha conseguido mantenerse y hasta crecer y lo ha hecho viajando más y más lejos. Hace tiempo que esta organización advirtió, en efecto, la correlación entre los viajes de negocios internacionales y la buena marcha de las exportaciones a nivel macro. Su director general, Marcel Forns, recuerda que en apenas cinco años las exportaciones españolas han incrementado el PIB en 10 puntos, representando ya un tercio de su valor en España.
Al otro lado de la ecuación, la intensidad viajera o el número de viajes de las empresas españolas en el ámbito internacional se ha elevado en 2013 cerca de un 7% en relación al año anterior. Las empresas, cuando son proactivas, viajan allí donde detectan o intuyen oportunidades de negocio; por eso, ante la crisis arraigada en el mercado interior, muchas han resuelto acometer la “aventura exterior”.
Al buen comportamiento del viaje internacional se ha sumado en 2013 el repunte del viaje doméstico. “Por primera vez desde el inicio de la crisis, la actividad de las empresas españolas en este ámbito presenta síntomas de recuperación, registrando un crecimiento cercano al 2% en el número de desplazamientos”, anuncia Forns. Ésta es, sin duda, la mejor noticia que podía esperarse.

airport

EL VIAJE INTERNACIONAL SEGUIRÁ EN ALZA
En cuanto a las tendencias para este 2014, todo apunta que la internacionalización de la empresa española –y como premisa necesaria del viaje corporativo- seguirá siendo un patrón dominante. “El efecto tractor de las exportaciones es una evidencia y la apertura de la economía española es un hecho incontestable, además de una tendencia imparable”, señala el director general de GEBTA España.
Lo interesante es que esta expansión internacional no está focalizada exclusivamente en las grandes compañías, sino que en los últimos años las pequeñas y medianas empresas –las pymes- se han lanzado también al negocio internacional de una forma notoria. GEBTA denomina a este fenómeno la “socialización del viaje de negocio” y cita los datos del ICEX, según los cuales, se ha producido un aumento de hasta 150.000 empresas en la base exportadora del país, de las cuales más del 10% se han incorporado en el último año. Se trata de un dato positivo que contribuye a “calentar” las perspectivas del sector del viaje de negocios en general para 2014. “La tendencia positiva de 2013 se mantiene también este año, que podría moverse alrededor del 3% de crecimiento”, augura Forns.

Airport terminal

APROVECHAR EL PARÓN DE LOS COMPETIDORES
Analizando la coyuntura internacional, existe una ventaja adicional que en estos momentos juega a favor de las empresas españolas. “Nos consta que muchos de los competidores europeos continúan recortando la inversión en viajes al exterior y, a su vez, se enfrentan con costes unitarios más elevados”. En efecto, los últimos datos recabados a la altura de octubre de 2013 sobre tendencias para 2014 mostraban que la inversión en business travel de las empresas disminuiría un 0,5% en Alemania, un 0,9% en Francia y un 0,3% en Italia. Sólo para el Reino Unido se preveía una subida, del 0,8%.
En síntesis, la circunstancia opuesta al mercado español, donde los costes unitarios de los viajes “pueden seguir cayendo todavía –aunque menos que en ejercicios anteriores- y las empresas han interiorizado la necesidad de viajar para crecer”, precisa Forns.

airport-mice

EL RETO: SER MÁS PRODUCTIVOS
Como decíamos, la crisis ha empujado a las empresas españolas a realizar un enorme esfuerzo en el control de costes de sus viajes de negocios, pero han sabido “hacer bien los deberes”. El volumen de gasto total en España se situó en 2013 por debajo del de 2008 y, sin embargo, las empresas españolas  están viajando más y más lejos por menos dinero.
Más allá de que el control de gasto deba seguir siendo una prioridad, el grupo GEBTA España hace hincapié en la importancia de ejercerla con un enfoque inteligente. Así habría de promoverse una nueva cultura empresarial que analizase la productividad del viaje como una variable más de la rentabilidad. Distintos estudios de GEBTA ponen de manifiesto que la aplicación indiscriminada de políticas de ahorro conlleva en muchos casos costes ocultos que impiden la productividad y el rendimiento de los viajeros de empresa. Un ejemplo: en un 22% de las ocasiones de media es más rentable pagar una tarifa aérea más completa que el ahorro que se obtendría reservando la tarifa más económica por el coste oculto en términos de estrés para el viajero y menor productividad de su trabajo que provocamos.
Dicho de otra forma, procurar al viajero de negocios mejores y más confortables condiciones de viaje sale a cuenta, aunque la factura en principio sea más alta. Por este camino surge un nuevo concepto de “ergonomía” del viaje de empresa que demuestra que en los viajes de negocios, como en cualquier otro ámbito social, es más rentable aplicar una visión más inteligente. La nueva máxima es “be smart!”

Businessman Using a Palm Pilot

¿SE CONTAGIARÁ EL BUSINESS TRAVEL DEL REPUNTE DEL TURISMO?
“Cuando los negocios van bien es posible generar recursos excedentes como dinero o tiempo para el ocio. Afortunadamente, el clima económico apunta hacia una salida de la crisis y ello tiene unos efectos psicológicos indudables sobre los consumidores”. Ésta es la opinión positiva de Marcel Forns, director general de GEBTA España, quien no obstante matiza que la previsión del business travel para 2014 “va a estar en línea con el ejercicio anterior”.

EL COSTE OCULTO DEL ESTRÉS
Muchos viajeros de negocios soportan niveles de estrés más elevados en aras de la reducción de costes. Cuando la política de viajes permanente es abonar las tarifas más económicas, gastar lo justo, se deberían reflejar en las cuentas de la empresa las pérdidas ocasionadas por ello. Una estimación de Carlson Wagonlit Travel revela que el estrés en un viaje de negocios supone una pérdida media de 6,9 horas por viaje y un coste (oculto) medio de 662 dólares (487 euros). Multiplicar esa cifra por el número de viajes -con las adaptaciones correspondientes según niveles de trabajadores y costes/hora- debería ser una partida a considerar en cualquier empresa.

St Pancras

EL ATRACTIVO DE LOS DESTINOS
En el mundo MICE no sólo es determinante la oferta empresarial, sino el poder de atracción de los propios destinos. El turismo de negocios es un importante generador de ingresos, empleo e inversión para las ciudades. Pero las estrategias de los destinos para ser actores relevantes no pueden ceñirse a dotarse de un palacio de congresos. Hay toda una labor de posicionamiento estratégico detrás.
El “marketing de destinos” habla de ciudades que crean su propia marca en torno a las competencias y ventajas que las diferencian. También es importante la estrategia. Ahí está, por ejemplo, la apuesta de los países escandinavos miembros de la ICCA por posicionarse como “primera región sostenible” para reuniones.

NUEVOS PRODUCTOS MICE
Junto al business travel, la otra gran pata de los viajes corporativos es el llamado por sus siglas en inglés segmento MICE (meetings, incentives, conventions and events). Reuniones y eventos también se han visto castigados por la crisis. Las empresas especializadas en su organización han afinado sus propuestas en prestaciones y originalidad.
Entre los que apuestan por viajes de incentivos diferentes está Pullmantur. La división MICE de esta compañía de cruceros apuesta precisamente por la celebración de eventos, congresos e incentivos a bordo de su flota de cinco barcos. Todos los buques disponen de modernas salas de reuniones, permiten la personalización de los eventos y ofrecer a los participantes un “auténtico premio”. Pullmantur entrega, además, eventos “llave en mano”, con un presupuesto cerrado al 100%.

mice
También Barceló Hotels & Resort tiene un producto MICE propio bajo el rótulo BarcelóMeet. La cadena propone  “los mejores hoteles y el mejor servicio”, que plasma a través de unos compromisos de calidad con el cliente que suponen gratuidades en caso de incumplimiento. Además, hay promociones extra según el hotel-destino escogido para el evento.

About Redacción Puerta de Embarque

Debes estar registrado para escribir un post Login