Revista Puerta de Embarque

¿Te vas a LANZAR O TE lo vas a perder?

By on abril 11, 2017

Lanzarote, un paraíso lunar en la tierra

¿Quién no ha soñado alguna vez con viajar a la Luna? Lanzarote, más conocida como la isla de los volcanes, ofrece increíbles paisajes que nada tienen que envidiar al planeta Marte o incluso, a la propia Luna. Un paraíso a tan solo dos horas y media de Madrid en avión para disfrutar en cualquier época del año.

Con una superficie volcánica de más de 200 km2 se convierte en visita indispensable el Parque Nacional de Timanfaya, situado en las Montañas de Fuego. Este escenario de ciencia ficción es fruto de la erupción volcánica más larga del mundo, que se produjo desde 1730 hasta 1736. Aunque se trata de un terreno protegido, existe una ruta guiada en autobús que permite a todos los turistas atravesar las coladas de lava y ascender por los conos volcánicos. Desde allí, se puede divisar el apasionante contraste de colores y formas que ofrecen los lagos de lava, montañas y cráteres.

Y es que el clima árido de la isla ha permitido que este tesoro natural se conserve intacto, dando vida a más de 180 especies vegetales que habitan el parque. El recorrido culmina en el Islote de Hilario, el sitio ideal para observar cómo los conejeros cocinan su deliciosa carne asada y sus papas arrugadas con el propio calor que desprenden los cráteres. Además, también existe la opción de pasear en camello para sentir en primera persona la respiración de la tierra.

Para los apasionados del paisaje lunar, el suroeste de la isla ofrece un triángulo panorámico perfecto. El Golfo es el cono de un volcán que con el tiempo ha sido erosionado para desembocar en una magnífica variedad de colores rojizos. A sus pies, se puede contemplar La Laguna de los Clicos, cuyo color verde esmeralda protagoniza una espectacular escena en la que también intervienen las azules aguas del océano Atlántico y su característica playa de arena negra. El rápido enfriamiento de la lava en contraste con estas aguas, ha dado lugar a otro de los enclaves de visita indispensables de la isla, Los Hervideros. Se trata de un conjunto de cuevas marinas y recónditos recovecos donde las olas rompen con fuerza para brindarle a los turistas un momento que se quedará grabado en sus retinas para siempre. La tercera parada del triángulo la forman las Salinas de Janubio, una fantástica estampa formada por 440.000 m2 de terrenos de arena oscura y blancas piscinas de sal.

Con 845 km2, la isla de Lanzarote se recorre de un extremo a otro con gran facilidad. En tan solo una hora en coche, se puede ir desde Playa Blanca, situado al sur, hasta el municipio de Ozorla, ubicado en el extremo norte. Muy próximo a este pueblo está El Mirador del Río, construido por el mismísimo César Manrique. Este ofrece las vistas más increíbles de la vecina isla de “La Graciosa”, que se encuentra a un kilómetro a través del estrecho de El Río y los islotes deshabitados de Montaña Clara y Alegranza. Otra de las atracciones estrella de Lanzarote son Los Jameos del Agua, un tubo de lava subterráneo que alberga un espacio natural donde César Manrique también construyó un impresionante auditorio. Este escondite, dotado de un bar y un restaurante con una exquisita gastronomía, desprende esa peculiar esencia de la influencia que el célebre arquitecto ejerció por toda la isla. En su interior, podemos observar la famosa laguna de agua cristalina, repleta de cangrejos albinos. Estos seres únicos en peligro de extinción irradian multitud de destellos y convierten la cueva en un lugar de ensueño.

Además del respeto por el entorno que se respira en esta isla, su gastronomía no dejará indiferente a los paladares más exigentes, siendo imprescindible hacer una parada en el pueblo de Teguise para degustar los platos tradicionales de la isla: las papas con mojo, el gofio, las carnes de cabra, el cochino negro canario, etc. Este puede ser un buen momento para acompañar con uno de sus vinos de Denominación de Origen, como los de las bodegas Rubicón, El Grifo o La Grieta. Y es que la isla de los volcanes es, sin duda, el paraíso perfecto para perderse; ya no solo por su asombrosa naturaleza y sus increíbles paisajes y playas, sino también por su gran oferta de deporte, ocio y cultura. Practicar cualquiera de sus actividades en plena Reserva de la Biosfera te hará sentir como parte de otro planeta.

 

¿DÓNDE ALOJARSE?

El recién remodelado Hotel Barceló Teguise Beach se convierte en la opción perfecta para adultos. Su íntimo centro wellness proporciona todo el relax y confort que los clientes necesitan. Nadie podrá resistirse a probar uno de los elaborados cócteles en su fantástico lounge o degustar la variada gastronomía de su moderno y acogedor restaurante. Además, el personal del hotel se encargará de cuidar con mimo cada detalle para que los clientes disfruten de una estancia inolvidable.
+ Info: www.barcelo.com

 

¿CÓMO LLEGAR?

La compañía Iberia Express ofrece vuelos directos a Lanzarote desde Madrid por precios muy reducidos. El viaje se pasará “volando” gracias a su sistema Club Express Onboard, un servicio gratuito que pone a disposición de los viajeros la posibilidad de leer la prensa, comprar sus entradas o alquilar un coche en el destino mientras están a bordo del avión. Su ya característica puntualidad hará que en 2h y 35min los turistas hayan llegado a la isla.
+ Info: www.iberiaexpress.com

 

+Info: turismolanzarote.com

About Redacción Puerta de Embarque

Debes estar registrado para escribir un post Login