Revista Puerta de Embarque

Méndez, exquisita marisquería con ambiente taurino

By on enero 12, 2015

Mantenerse con éxito durante más de 20 años en el competitivo sector de la hostelería madrileña no es tarea fácil. Se necesitan calidad, constancia y capacidad de servicio para agradar a la clientela. Esto lo saben bien Santiago y José Luis Méndez, segunda generación que lleva las riendas de un negocio con lustre: el restaurante-marisquería Méndez, en el barrio de Retiro.

marisqueria_mendez_1

Su padre aprendió la profesión de hostelero trabajando duro en un establecimiento cercano, Casa Rafa. Dominaba con maestría el conjunto de saberes que el negocio de la restauración precisa, desde la atención en la barra a la selección del producto para cocina. Conocimientos y experiencia que le llevaron a dar el salto y crear su propio negocio. Se hizo con un local cercano que hasta entonces había funcionado como cafetería y lo transformó totalmente. Con una decoración cuidada, acogedora y sencilla, y la nota característica de los retratos toreros colgando de sus paredes, la nueva marisquería se inauguró un 28 de diciembre -Día de los Santos Inocentes-. Parece que la fecha les dio suerte.

La esencia de la marisquería no ha cambiado con el transcurrir de los años, buen producto y buen servicio, aunque ahora son José Luis -en la sala- y Santiago -en los fogones- los que se encargan de asegurar la fidelidad de la clientela. Desde niños han aprendido los sacrificios de la hostelería; también su belleza. José Luis dirige la sala, selecciona los vinos y los destilados. Las Denominaciones tradicionales de Rioja y Ribera del Duero son las más demandadas, junto con los vinos blancos tipo Albariño, que acompañan a la perfección a pescados y mariscos, los productos estrella de la casa. De darles forma se ocupa Santiago, trabajando codo a codo con un equipo formado durante años y que conoce perfectamente la filosofía de la casa, una cocina tradicional, muy española. Cigalas fritas, almejas encebolladas o a la marinera, bonito a la riojana, gambas a la plancha… son algunas de las suculentas especialidades que han otorgado su acreditada fama a la marisquería Méndez.

La carne también tiene su propio espacio en la carta. Más acotado, pero al igual que con los pescados y mariscos, bajo una premisa básica: la calidad excepcional. Las piezas se compran directamente a algunas de las mejores ganaderías del país. Así se explica el sabor y el aroma del chuletón y del exquisito solomillo a la brasa.

En definitiva, aquí se cuida el producto y se cuida también su presentación. Incluida la caña que se sirve en la barra, bien tirada y acompañada de unos estupendos boquerones. El resultado es una clientela asidua, que tiende a disfrutar de la sobremesa. Hay quienes la alargan con un buen combinado de ginebra o un whisky, y algunos no dudan en sacar el tapete verde y rematar la comida de amigos con una partida de mus o un tute.

El secreto…

Los postres, que son una elaboración esmeradísima. Santiago Méndez es un gran repostero; de hecho, fue durante años responsable de los postres de Zalacaín. No dejes de probar la milhoja de hojaldre de crema y nata, la trenza de Almudévar y la tarta de manzana de hojaldre.

marisqueria_mendez_2

Restaurante-marisquería Méndez
c/ Ibiza, 33
T. 91 573 66 68
www.restaurantemendez.es

About Redacción Puerta de Embarque

Debes estar registrado para escribir un post Login