Revista Puerta de Embarque

Manuel Buitrón, director general de Politours

By on febrero 21, 2014

«El crucero fluvial es un circuito cultural»

Una de las claves de la mayorista para vadear la coyuntura económica adversa ha sido la apuesta por el producto propio, y muy especialmente, por el crucero fluvial.

 

¿Cómo ha evolucionado en los últimos años la demanda del crucero fluvial en España?

Los cruceros fluviales hasta la fecha han sido unos grandes desconocidos, en primer lugar porque las agencias de viajes –que son nuestro principal canal de distribución- no lo conocían muy bien. No había mucha experiencia, pero poco a poco va mejorando, sobre de cara a un segmento de público de más edad, que cuando conoce el producto, repite.

 

¿Cuáles son los itinerarios preferidos por los viajeros españoles?

Empezamos hace 15 ó 16 años con los cruceros en Rusia, con muy buena aceptación. En la zona de la Europa occidental, las travesías por el Rhin, el Danubio y por los Países Bajos tienen una demanda bastante pareja.

 

¿El crucerista fluvial es un cliente compartido con el crucero marítimo tradicional?

Hemos analizado ese punto y el 50% de nuestra clientela efectivamente ha realizado previamente un crucero de mar, pero otro 50% procede de circuitos culturales, que constituyen la especialización de Politours. Porque también el crucero fluvial responde a un concepto de circuito cultural, en la medida en que los barcos efectúan muchas paradas a lo largo de los ríos europeos.

 

¿Podría definirse, por tanto, el crucero fluvial como un producto esencialmente turístico-cultural?

Exactamente. Los barcos llegan al centro de las ciudades y, a diferencia de los cruceros marítimos, incluimos el 50% de las visitas. Si nuestros pasajeros no quieren hacerlas, siempre tienen la alternativa de pasear por los centros urbanos, descubriendo enclaves de enorme interés histórico y cultural.

 

Háblenos de las novedades para la próxima temporada.

Mantenemos las rutas clásicas, si bien ampliando algunas salidas. Este año el acento lo hemos puesto en el Ródano y el Sena. El resto lo mantenemos, en Rusia, por el río Dniéper en Ucrania… Como producto propio tenemos también un barco en Croacia, en la costa, que visita las Islas Dálmatas. Las ciudades punto de salida son básicamente Madrid y Barcelona, por las conexiones aéreas, pero Politours también se ocupa de los traslados hasta estos puntos de salida.

Zosima-Shashkov

¿En qué rangos de precios se mueve un crucero fluvial medio? ¿Se han mantenido las tarifas?

La cabina está en unos 1.300 euros y el aéreo con los traslados viene a salir por unos 350 ó 400 euros por las tasas. Hemos hecho un esfuerzo por mantener la calidad y los precios han crecido un poco. Esto es lógico porque los embarques y las esclusas no son baratos, y porque a bordo ofrecemos un catering suizo de alta calidad, que –a decir de muchos- supera en calidad y variedad al que dan las navieras marítimas de lujo.

 

¿Qué supone la venta de cruceros fluviales en las cuentas de Politours?

De un 15% a un 20% de la facturación, dependiendo de los años.

 

¿Esperan mejorar este año esa facturación o el volumen de reservas? ¿En qué porcentajes?

Aparentemente hay más animación este año que el pasado. Después de cuatro o cinco años un tanto penosos, parece que la situación se está recuperando. Por otra parte, en Politours jugamos mucho la carta de la venta anticipada. Si nuestros clientes hacen la reserva con 90 días de antelación, les ofrecemos las mejores tarifas posibles, incluso se las garantizamos, de modo que si encuentran una salida más barata les devolvemos el dinero.

About Mari Cruz Marina

Debes estar registrado para escribir un post Login