Revista Puerta de Embarque

Los tesoros de Key West

By on febrero 6, 2018

También conocida como Cayo Hueso, Key West es una isla de cuento: edificios victorianos, trenecitos de época, palmeras, flores, hoteles con encanto, ambiente alegre y las aguas color esmeralda del golfo de México por un lado y el océano Atlántico por el otro.

Visitar este destino es imprescindible si se viaja a Florida: es la isla estadounidense ubicada más al sur. Los Cayos están formados por 200 islas de coral unidas por 43 puentes que forman una carretera de unos 290 kilómetros (la antigua línea de ferrocarril). Alcanzar Key West desde Miami supone un viaje de casi 300 kilómetros cruzando las sucesivas islas y todos los puentes -incluyendo el histórico de las Siete Millas- mientras se disfruta de rincones únicos y fabulosas vistas en cualquier tramo.

Ernest Hemingway vivió aquí durante una década y su mansión es ahora un museo distribuido en dos plantas, estancias luminosas y amplias, porche, terrazas, un frondoso jardín, casa de invitados y una espectacular piscina rodeada de palmeras y de vegetación exuberante. Los muebles que se conservan fueron los que utilizó el escritor y muchos son de estilo español. Los aficionados a la literatura podrán observar decenas de fotografías personales, su máquina de escribir, su biblioteca…

Frente al museo del Premio Nobel se encuentra el faro de Key West: es muy recomendable subir sus 88 escalones para admirar unas fabulosas panorámicas. También el presidente Truman se trasladó a la isla cuando contrajo una enfermedad respiratoria y los médicos le recomendaron un clima cálido para curar su dolencia. Residió en una bonita casa (que ahora se puede visitar) desde 1945 hasta 1953.


Duval Street es la calle principal, el área donde ir de compras, probar restaurantes, descansar en terrazas de ambiente tropical o disfrutar de la vida nocturna mientras se ve pasar sus trenecitos tradicionales. Está rodeada de edificios de arquitectura colonial pintados en tonos pastel: rosas, azules, violetas o verde manzana.

Los que prefieran un ambiente más genuino deben acercarse hasta Bahama Village, el barrio que originalmente fue hogar de los habitantes afroamericanos de la isla. Hoy en día, esta zona acoge un mercado al aire libre, así como algunos de los restaurantes más interesantes. Los amantes del marisco tienen que acudir al muelle del histórico Key West Bight. Allí se ubica La Casa de la Langosta, una enorme construcción de madera al estilo marinero con unas espectaculares vistas. En un ambiente elegante, conviene elegir una mesa del porche o con vistas al puerto para disfrutar de sus excelentes pescados, de las especialidades de langosta y de una buena carta de vinos.

DOS IMPRESCINDIBLES
• El punto más meridional de Estados Unidos. En Key West se encuentra el último punto terrestre de EE.UU., lugar donde la distancia a Cuba es tan solo de 90 millas (150 a Miami). Este lugar se señala con un colorido barril gigante que está siempre rodeado de visitantes para tomar fotografías.

• Las puestas de sol. Durante el ocaso, lugareños y visitantes se dirigen hacia el malecón de la zona de Mallory para disfrutar de un espectáculo cromático único, acompañados por artistas, música, baile… Hay una preciosa terraza llamada Sunset Point, ubicada sobre el mar y que ofrece música en vivo: convierte estas veladas en momentos mágicos.

About Carmela Díaz

Debes estar registrado para escribir un post Login