Revista Puerta de Embarque

La isla de Djerba, un paraíso en Túnez

By on junio 24, 2015

Dicen que sirvió de inspiración a Homero para crear su épica Odisea.

Y es que la pequeña isla de Djerba, situada en el golfo de Galbés, al sur del país, es un paraíso de calma y paisajes idílicos.
Djerba es una perfecta propuesta tanto para aquel que quiere disfrutar de una estancia tranquila en un balneario como para el viajero que se siente atraído por la práctica de deporte al aire libre.

Los orígenes de esta pequeña isla están cargados de historia. Fue cartaginesa antes de ser romana, después paso a las manos de los vándalos y los bizantinos, finalmente fue conquistada por los árabes en el año 667.

Houmt Souk, la capital de Djerba, tiene una medina y varios zocos donde callejear sin rumbo, tres mezquitas, y al norte, la fortaleza de El Kebir, originaria del siglo XII utilizada por árabes, españoles y turcos.

Alejándonos de la capital encontramos los restos de la influencia judía en Túnez, en el pueblo de Erriadh. Este enclave alberga la sinagoga del Ghriba, que acoge una de las toras más antiguas del mundo, y todos los años tiene lugar un peregrinaje que atrae a creyentes judíos de todos los países.

Otra parada obligada en nuestro recorrido por Djerba es el puerto de Ajim donde se encuentra el palmeral más denso de la isla. En este punto podemos coger el transbordador de Jorf, que conecta a Djerba con el resto del país.

Además, la isla destaca por sus magníficas playas como Sidi Mahrez, Rass Taguerness, y la Playa de Seguia.

+ Información: www.turismodetunez.com

About Redacción Puerta de Embarque

Debes estar registrado para escribir un post Login