Revista Puerta de Embarque

Irlanda con sabor gaélico

By on septiembre 28, 2016

La península de Inishowen está en el condado de Donegal, el más septentrional de la llamada Isla Esmeralda. Allí se encuentra Malin Head, el punto más al norte y más al oeste de Irlanda.

irlanda_gaelica1

Cataratas Glenevin.

Para situarnos: el cabo Malin es donde comienza (o acaba) la Wild Atlantic Way (la Ruta Costera del Atlántico), un quebrado itinerario que recorre 2.500 km lleno de atractivos lugares para descubrir. Aseguran los aficionados que bajo las aguas de las picudas rocas de Malin Head descansan más barcos hundidos que en ningún otro lugar… pero la aventura subacuática sería para avezados hombres rana; de momento el viaje que nosotros proponemos es en coche, porque la mejor forma de conocer Irlanda es conduciendo por sus carreteras comarcales… a la vista de los rebaños de ovejas, contemplado cómo la lluvia y el sol se disputan el horizonte y el gris de las nubes se alterna con claros de azul (que es lo más probable en septiembre y octubre).

Es un viaje desde el confín norte de la isla hasta donde nuestro tiempo nos marque el final del itinerario. Se pasa por lugares remotos, salvajes y apacibles, donde se esconden playas de arena pulverizada y restos de antiguas fortalezas, y que cuenta con encantadores pubs donde nos sorprenderá su gastronomía.

Imprescindible tener presente que se conduce por el lado izquierdo y que los límites de velocidad están señalizados en millas. Baste con obedecer al GPS y no tener prisa.

irlanda_gaelica2

Clonca Church.

Como nuestro recorrido empezará probablemente en Derry-Londonderry, el primer contacto con el pasado lo tendremos cuando visitemos Grianan of Aileach, en Burt (a 18 km. al sur de Buncrana), uno de los monumentos más antiguos de Irlanda, un fuerte de piedra con forma de anfiteatro. En el camino a Clonmany podemos hacer nuestra primera compra: una gorra o una bufanda de auténtica lana tweed. Aunque en la pequeña localidad de Clonmany parece que todas las puertas son bares, la elección de dónde comer está clara: The Rusty Nail ¡Quién iba a imaginar que en este pequeño restaurante preparan un fantástico menú desbordante de fantasía gourmet!

irlanda_gaelica3Después de la sorpresa gastronómica no viene mal un paseíto por la bahía de Tullagh. Desde la playa hay un sendero hacia las cataratas Glenevin. Un camino  relajante serpenteando un riachuelo. A la caída del día, alojarse en Ballyliffin Lodge es una buena opción.

Otro día podemos dedicarlo a visitar el parque temático sobre la época de la gran hambruna (doaghfaminevillage.com). No es muy divertido, pero sí instructivo. El centro didáctico tiene algunas escenografías realmente impactantes, que narran historias terroríficas de brujas, banshees, feyris… ¡Estamos en tierra de duendes!

Volvemos a la carretera. Aunque no llueva, huele a mojado, a ganado…ovejas, vacas, y caballos… ¡y a verde! La ruta está sembrada de desgastadas piedras prehistóricas como el círculo de piedras de Bocan, cruces celtas y restos de iglesias rodeadas por tumbas con inscripciones en gaélico, como las que rodean a la iglesia de Clonca.

Cuando lleguemos a Malin Head, por muchos ‘finisterres’ que hayamos visto, nos volverá a impresionar la voluntad del mar azotando las desafiantes rocas. Después no nos queda más remedio que reflexionar ante una pinta de cerveza en el Farrens’s Bar, el bar más al norte de Irlanda. Slainte, es decir: ¡Salud! en gaélico.

irlanda_gaelica_4

península de Inishowen.

Cómo ir: Ryanair y Aer Lingus vuelan desde distintas ciudades españolas. Donegal y City of Derry son los aeropuertos más cercanos al confín norte de la isla. En cualquiera de estas dos ciudades podemos alquilar un coche.

Más información: Turismodeirlanda.com

 

About Pedro Grifol

Debes estar registrado para escribir un post Login