Revista Puerta de Embarque

Dionisio Miguel Recio, promotor de Intur

By on diciembre 10, 2013

«INTUR, LA BANDERA DE LAS GENTES Y LOS PUEBLOS DE INTERIOR DE ESPAÑA».

En 1997, siendo Dionisio Miguel Recio director general de Turismo de Castilla y León, Intur abrió sus puertas por primera vez en las instalaciones de la Institución Ferial de Valladolid.

Este año, que Intur celebra su XVII edición, nos entrevistamos con el principal mentor del certamen para conocer su opinión histórica sobre el mismo y la aportación que ha supuesto para el desarrollo del turismo de interior en España.

¿Cómo se planteó en 1997 la creación de esta feria y cuáles eran sus motivaciones principales?
Por aquel año Fitur era y lo sigue siendo, la gran feria del turismo y el resto de ferias eran una sucesión de aspectos generales donde dominaba el turismo de sol y playa. En ellas se hablaba algo de un turismo rural, pero era una palabra que no acercaba nuestra Comunidad a la inquietud que podía crearse en el visitante. Tenía que ser algo más. Algo nuestro. Algo de nuestras tierras, de nuestras gentes, de nuestro arte, folklore, gastronomía, vinos… algo que no fuera playa, algo de dentro, algo del interior… Intur  Turismo de Interior, pues no quedaba mal. Y así nació lo que en 2013 celebrará su XVII edición.
Tanto los técnicos de la Feria como los profesionales del Turismo de Sotur, empresa de la Junta de Castilla y León que desarrollaba la labor turística, trabajaron muy fuerte para conseguir aquella primera Intur de 1997.
Lo veíamos claro, tenía que ser turismo de interior y nos dio el “campanazo” el hormiguillo que entró a algún representante importante de Fitur de que íbamos por buen camino. Se hicieron muchos contactos y todo ello en tres meses, para conseguir poner en noviembre la bandera en las instalaciones feriales de Valladolid. ¡Había nacido INTUR!

Intur

Con el transcurso de los años todo evoluciona e Intur ha ido cumpliendo etapas, convocatoria tras convocatoria. ¿Cómo resumiría su evolución?
Después de la primera edición la gestión fue una labor de las personas de la misma Feria. Ellos son profesionales de certámenes feriales y supieron donde había que buscar el éxito. La primera piedra estaba puesta y entiendo que con muy buena aceptación por Patronatos y sociedades del turismo. En aquel principio también hubo una participación internacional con una presencia tenue pero ilusionada (me acuerdo de “La Maison de la France”, su responsable nos ayudó mucho), que luego germinó en las siguientes ediciones, siendo su cenit de aceptación las celebradas entre 1999 y 2001.
Se apostó por el turismo activo con sus muchas variedades, cultural, religioso, gastronómico… La inmensa riqueza de nuestra Comunidad de Castilla y León invitaba a ello.
La Feria de Valladolid también apostó por Intur y aquí debo señalar siempre el gran trabajo e inmenso cariño que ponía su entonces subdirector, Juan Useros, a quien -aunque tarde- le ha llegado ahora el premio que se mereció mucho antes de dirigir la Institución Ferial de Valladolid.

Háblenos de la aportación de Intur para el desarrollo del Turismo de Interior en España.
Intur fue el segundo escalón de ferias de turismo de este país. Y digo muy alto que en su momento de esplendor estuvo a la cabeza del desarrollo del turismo de interior. No es comparable con la exposición que presentaba en aquel entonces la feria de FITUR, con la aportación máxima de Comunidades, Patronatos, empresas…, pero cuando se hablaba de posadas, de casas rurales, de arte, de gastronomía se hablaba del turismo de interior.
Y ahí estuvo INTUR enarbolando una bandera que hasta entonces era más bien desconocida. Era la bandera de las gentes y pueblos del interior de España.

valladolid

En la actualidad la situación económica ha condicionado el desarrollo de las ferias y también de Intur, ¿en qué medida se ha visto afectado el certamen?
Todo en el país y fuera del mismo se ha visto condicionado por la situación económica del mundo. E Intur tres cuartos de lo mismo. El dinero lo hace todo y destinos siempre asiduos del certamen dejaron de estar. Menos espacios, menos brillantez en los stands y menos actividades paralelas han hecho que los listones de aquellos años después de los iniciales no se hayan superado. No es culpa de nadie, aunque lo es de todos. Hay que seguir apostando, pues en el turismo está la segura fuente de ingresos de muchas de nuestras gentes. Yo pienso que el político ya lo cree y apostará firmemente.

Por último, ¿cuáles son sus deseos para el futuro de Intur?
Mis deseos se resumen en dos palabras: ilusión y trabajo.
Intur tiene unos pilares sólidos y bien colocados. La feria está en buenas manos y las ideas y las mejoras deben fluir en todas las celebraciones. Hay que inventar, hay que trabajar, y sobre todo yo sé que la ilusión no va a faltar. Por eso soy optimista y si las fuerzas del turismo se unen, el éxito volverá en número de visitantes, en cantidad de negocio, en expositores y, sobre todo, en ideas. Pongamos todos nuestra aportación e Intur será siempre la gran feria del turismo de interior.

About Redacción Puerta de Embarque

Debes estar registrado para escribir un post Login