Revista Puerta de Embarque

Carta blanca a la temporada de nieve

By on diciembre 20, 2013

La nieve ha cubierto de un manto blanco las estaciones de esquí españolas, que confían en recibir este invierno 5 millones de visitantes.

Los esquiadores están de enhorabuena. La temporada de invierno 2013/2014 ha tenido un arranque brillante gracias a las tempranas nevadas en las principales cotas de la Península. El primer test de la temporada, el puente de diciembre, ha pasado con nota holgada la prueba. Se han registrado tasas de ocupación en los hoteles de montaña un 30% superiores a las del pasado año, que en Pirineos y Sierra Nevada han oscilado entre el 85% y el 100%, según los datos de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT).

Las estaciones de esquí confían en que estos primeros resultados sean el preludio de una gran campaña que se acerque a los resultados de la temporada 2008/2009. Aquel invierno, el sector de la nieve alcanzó su registro récord con 6,6 millones de días de esquí y una facturación de remontes –sin IVA- de 126,5 millones de euros. No sólo fue un año bueno en términos de nieve, sino que la crisis económica todavía no se había manifestado en toda su crudeza.

CERLER

La última temporada, las 34 estaciones de esquí españolas se quedaron en  4,8 millones de días de esquí, con una facturación en remontes –también sin IVA- de 100,2 millones de euros. A pesar de que la temporada se alargó para muchas estaciones –algunas estuvieron funcionando hasta el puente de mayo- el sector no logró el objetivo de 5 millones de días esquí que se había estimado. Cuando menos, no bajó de los 4,5 millones del invierno anterior.

 

Este año el objetivo se mantiene. “Me sentiría muy satisfecho con superar la anterior temporada y alcanzar los 5 millones de jornadas de esquí”, afirmaba Aureli Bisbe, presidente de la Asociación Española de Estaciones de Esquí y Montaña (ATUDEM), en noviembre, durante la presentación de la feria Naturiva. No obstante, si los pronósticos meteorológicos se cumplen –parece que viene un invierno más frío y seco de lo normal- y las señales de recuperación económica se confirman, estas cautas perspectivas podrían mejorar notablemente. Éste puede ser un muy buen año para el turismo de nieve.

 

Precios bajo control

Contener los precios ha sido la estrategia de las estaciones de esquí en estos años de “vacas flacas” para mantener la afluencia de esquiadores. En 2012, la subida del IVA les afectó como al resto del sector turístico, aunque con el agravante de que determinados servicios –como las clases de esquí- pasaron de un tipo reducido de IVA del 8% a otro normal del 21%. Así las cosas, la mayoría optó por no tocar el IPC y el forfait medio por visitante se situó en 20,68 euros. De hecho, el ingreso medio de las estaciones prácticamente no ha subido desde 2009, cuando el precio del forfait era de 19,86 euros. En las estaciones europeas, el coste medio del forfait es de 22,24 euros.

Este dato contrasta con el hecho de que el esquí y el resto de deportes que han proliferado alrededor de la nieve sean percibidos –todavía hoy- como un turismo caro.

Vallnord

Menos inversión

En la última década las estaciones de esquí han acometido un gran esfuerzo en términos de inversión para adecuar y mantener el nivel de calidad de sus infraestructuras. Sólo entre 2009 y 2011 gastaron alrededor de 140 millones de euros. Las partidas se han reducido en los ejercicios más recientes, en parte porque las grandes inversiones que eran necesarias ya se han realizado. De cara a esta temporada, la inversión asciende a 14 millones de euros (fueron 25 millones en 2012). Aún así, el importe es significativo si se tiene en cuenta que la facturación de los remontes apenas supera los 100 millones de euros.

Pero en este capítulo, las estaciones han mantenido alto el listón muy alto, conscientes de que la seguridad de sus instalaciones y la calidad de las prestaciones son sus mejores bazas. “Si algo nos ha de salvar es mantener el nivel de servicios que hasta ahora hemos ofrecido”, subraya el presidente de ATUDEM.

esquiador

Una Navidad para esquiar

El presidente de ATUDEM, Aureli Bisbe, afirma que los buenos resultados del puente de la Constitución hacen presagiar una gran temporada en las estaciones de esquí españolas y una excelente campaña de Navidad. “A pesar de que en algunas Comunidades el puente ha sido más corto, la afluencia de esquiadores que querían estrenar la temporada no se ha visto mermada. Además, la buena meteorología permitió disfrutar de la nieve en las estaciones, que esperan ofrecer todo su potencial en la campaña de Navidad”, explica.

A excepción de la estación de esquí nórdico de El Puerto de la Ragua (Granada), todas las estaciones asociadas a ATUDEM abrieron sus pistas en el puente de diciembre. Aunque la lejanía de las últimas nevadas y la acción del viento habían creado importantes diferencias en los espesores de nieve, la producción inteligente de nieve artificial permitió solventar el problema. “Las catalanas de Baqueira, La Molina, Masella y Tavascán, así como Alto Campoo en Cantabria y Fuentes de Invierno en Asturias, fueron las privilegiadas que contaron con el 100% de su dominio abierto”, destaca Bisbe.

La afluencia en las pistas fue muy alta, especialmente el sábado, superando en la mayoría de casos los datos del pasado año. Las estaciones aragonesas de Aramón recibieron 45.000 visitantes, un 22% más que en el puente de 2012. La ocupación hotelera en el territorio pirenaico osciló entre el 85% y el 100%. La Molina, Vall de Núria, Vallter, Espot y Port Ainé, según Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya, acogieron a 30.500 visitantes. En la cordillera penibética, Sierra Nevada recibió a más de 30.000 visitantes, con una ocupación que superó el 70% gracias al aluvión de reservas de última hora.

Para el presidente de ATUDEM estos “esperanzadores resultados” son fruto del constante mantenimiento y mejora de las estaciones, que se esfuerzan cada año por ofrecer novedades a los esquiadores.

 QUEDADA_ESQUI

3 asignaturas pendientes del turismo de nieve …según ATUDEM

Internacionalizarse. Quizás la montaña española no pueda competir con la grandiosidad de los Alpes, pero a nivel de calidad y servicios de las estaciones, no tiene nada que envidiar al resto de sus competidoras europeas. De la mano de Turespaña, la oferta española se promociona en mercados de proximidad, como son Portugal y Francia. También se ha comenzado a trabajar para atraer turistas del Reino Unido y Rusia.

Promocionar la nieve en la escuela. Los niños de hoy son los esquiadores del mañana. Por eso hay que trasladarles la pasión por los deportes de montaña. Sin embargo, el calendario escolar no contempla una “semana blanca” como ocurre en otros países europeos. La Asociación crítica que “sólo se nos ocurra” ofrecer forfaits gratuitos para despertar en los más jóvenes el interés por el esquí.

Campaña de promoción nacional. Cada año, entre 1,5 y 1,8 millones de esquiadores viajan a otros países. Andorra es su principal destino. En tiempos de crisis, el sector aboga por incentivar a los esquiadores nacionales a quedarse en el país.

 

Economía de montaña

El turismo de nieve genera un PIB de entre 800 y 1.000 millones de euros que revierten en las comarcas de montaña. Además, generan en torno a 100.000 puestos de trabajo. La actividad turística ha cambiado radicalmente la vida de estos destinos de interior que hacen su “agosto” en pleno invierno.

Sierra Nevada

Rivales europeos

-Austria, Francia, Suiza e Italia son los cuatro países que lideran el mercado europeo del esquí. Acaparan cerca del 85% de las jornadas de esquí, que oscilan entre 172 y 207 millones al año.

-España ocupa la 8ª plaza en el ranking de países europeos por número de días de esquí.

-La montaña europea mueve un negocio de 4.500 millones de euros. Los cuatro grandes facturan –solo en remontes- 3.800 millones.

 

EE.UU., Canadá y los Alpes, trío de líderes
El mundo de la montaña tiene un lider incuestionable, EE.UU., que por cierto es el país que inventó el telesilla. Para una primera visita, las estaciones de Aspen y Vail, en Colorado, son una magnífica opción. Las Montañas Rocosas, a su paso por este Estado, tienen más de 50 picos que superan los 4.000 metros de altitud. Los paisajes espectaculares y la calidad de la nieve son las dos razones principales para cruzar el Atlántico en busca de nuevas pistas. Tanto para llegar a Aspen como a Vail debemos volar a Denver.

aspen

La calidad de la nieve está también asegurada en Canadá, siguiendo el eje de las Rocosas, que se extienden atravesando 5.000 kilómetros, adentrándose en Alaska. Para esquiar en Canadá viajaremos a las provincias de Alberta y Columbia Británica. En esta última se encuentra la estación de Whistler Blackcomb, el mayor centro de esquí de toda América del Norte. La temporada se extiende de noviembre a mayo y durante el verano se puede esquiar también en sus glaciares.

Si nos quedamos en la vieja Europa, los Alpes son el destino con el que sueñan todos los esquiadores. Las mayores estaciones de esquí, con un excelente nivel de servicios, se encuentran en Francia, aunque las suizas y las austríacas pasan por ser las preferidas de los amantes de la nieve. En una reciente encuesta de Mountain Management Studie estas dos nacionalidades se reparten el TOP5. La primera plaza en las preferencias de los esquiadores la ocupa estación de Serfaus-Fiss-Ladis (Austria).

About Creativos Lawrence

Debes estar registrado para escribir un post Login