Revista Puerta de Embarque

5 lugares imprescindibles de la República Checa

By on septiembre 15, 2014

Texto: Marta Aguilera / Blog www.lamochilademama.com

Rodeada de cordilleras y protegida por espesos bosques, la República Checa es un pequeño jardín en el corazón de Europa que bien merece ser explorado. Más allá de la mágica y mística Praga, Chequia tiene al menos cinco diamantes en bruto esperando ser tallados.

chesky_krumov

Chesky Krumov.

El primero de ellos es Cesky Krumlov, que aunque es la segunda ciudad más visitada del país, no se puede dejar fuera de la lista. Custodiada por un impresionante castillo con una psicodélica torre de colores y cercada por el río Moldava, Cesky Krumlov es una visita obligatoria en cualquier viaje a la República Checa. Es una ciudad de cuento que se ha ganado el sobrenombre de «mini Praga» a pulso. No hay más que ver sus laberínticas calles empedradas, sus tejados rojizos y el predominante estilo renacentista y barroco de sus fachadas.

El segundo diamante en bruto de este país es Pravčická Brána, la puerta de piedra natural más grande de Europa. Tras una pequeña y agradable ruta de 4 kilómetros por empinados senderos arbolados se llega hasta una de las maravillas naturales mejor guardadas de centro de Europa. La ruta se puede hacer circular desde Hrensko y bajar hasta el cañón del río Kamenice para finalizar la excursión con un agradable paseo en barqueta. Sin lugar a dudas, es un verdadero acierto si deseas pasar un par de días en el Parque Natural de la Suiza Bohemia.

pravcicka brana

Pravčická Brána.

Chequia es un país ideal para el turismo familiar activo. Por eso la tercera parada de este recorrido son las ciudades rocas de Adrspach y Teplice. Dos increíbles lugares conectados entre sí por una senda en los que perderse entre laberínticos pasillos formados por escarpadas formaciones rocosas. Las rutas son muy variadas y todas ellas están muy señalizadas para que elijas el paseo que más te apetezca.

adrspach

Adrspach.

Nuestra penúltima parada es en el Karst de Moravia, un conjunto de cuatro grutas abiertas al público en las que la temperatura no sube de los 5º. La más impresionante, y, por lo tanto, la más famosa es la cueva de Punkevní. Tras un kilómetro recorriendo cuevas repletas de estalagmitas y estalactitas, acabas navegando por el fondo del abismo de Macocha.

Por último, volvemos a la civilización checa con una parada en la preciosa Olomouc. Esta pequeña ciudad universitaria cuenta con una impresionante plaza adoquinada y una torre del reloj que nada tiene que envidiar a la de Praga. Desde arriba, las vistas de los coloridos edificios que la rodean son increíbles.

Olomouc.

Olomouc.

Y hasta aquí mis cinco lugares imprescindibles. Porque en Chequia, no es Praga todo lo que reluce.

 

About Redacción Puerta de Embarque

Debes estar registrado para escribir un post Login