Revista Puerta de Embarque

Turismo de interior… sin ir más lejos

By on noviembre 25, 2014

Al viajero actual no le gusta desperdiciar su tiempo libre, sino emplearlo a fondo en disfrutar de nuevas experiencias, de vivencias intensas. No hace falta ir muy lejos. El interior de España provee de un repertorio extraordinario de posibilidades.

Naturaleza, aventura, gastronomía, cultura, rutas, pueblos, ciudades-patrimonio, vinos,… el turismo de interior es tan variado que tradicionalmente ha sido muy difícil conceptuarlo de otra manera que no sea poniendo de relieve -sencillamente- que comprende toda aquella actividad turística alejada de la costa. España posee un inventario turístico excepcional para dar contenido a cualquier viaje de interior; lo complicado siempre ha sido segmentar, promocionar y comercializar esa oferta tan heterogénea.

Uruena

LA CRISIS, ¿CÓMO HA AFECTADO?
El turismo de interior depende esencialmente de la demanda turística nacional, la que se ha visto más afectada por los años de crisis económica. Sin embargo, no todo el mundo cree que el impacto sobre este sector haya sido tan acusado, teniendo en cuenta que muchos viajeros han sustituido los desplazamientos más largos por escapadas -más económicas- dentro del país. La capacidad para adaptarse a los cambios en cada destino y por parte de cada empresa ha sido sin duda un elemento decisivo en los variopintos resultados.
“La crisis -y no sólo la crisis- ha favorecido el fraccionamiento del periodo de vacaciones y que las escapadas en puentes y fines de semana se hayan convertido en una alternativa cada vez más atractiva”, valora Javier Sánchez, director de Turinea, portal especializado en rutas temáticas. En su opinión, el horizonte a corto plazo ofrece razones para el optimismo. “Estos periodos cortos, unidos a la mejora en las comunicaciones y a varios factores más, conllevan efectivamente a que el turismo de interior se encuentre ante una buena oportunidad”, afirma.

salamanca
Respecto al gasto, Sánchez matiza que no siempre las escapadas de interior son una opción más económica, aunque sí se trate de destinos más cercanos. Asegura que en este tipo de viajes el precio no siempre es la prioridad; sí lo es, en cambio, la calidad. Y es ahí donde en ocasiones se falla, en la relación calidad/precio. El responsable de Turinea razona que un fin de semana es un periodo intenso en el que toda la experiencia turística tiene que estar perfectamente estructurada para que nos permita aprovechar el tiempo, disfrutando al máximo, y concluye que “aún nos queda camino por recorrer para llegar a satisfacer plenamente este nivel de exigencia”.
Juan Useros, director de INTUR, feria representativa del turismo de interior, se muestra positivo respecto a las capacidades de este sector para salir adelante. Su apreciación es que “diversidad e imaginación para desarrollar proyectos acordes a lo mejor que posee cada región o comarca retratan la realidad en la que está inmersa el turismo de interior”.

TURISMO RURAL VERSUS TURISMO URBANO
En función del entorno, podemos establecer dos grandes categorías dentro del turismo de interior: el rural y el urbano. Atendiendo a la coyuntura que atraviesa el sector del alojamiento en ambos escenarios, será posible alcanzar más fácilmente una idea aproximada de la “salud” del turismo de interior.
El sector rural está integrado por una oferta de 15.615 alojamientos, según los últimos datos del INE. Oferta que no ha dejado de crecer desde 2001, cuando la cifra de alojamientos rurales en España rondaba los 5.000. Es decir, que en 13 años, el sector se ha triplicado. Sin embargo, el número de viajeros a día de hoy no se ha equiparado a los niveles anteriores a la crisis económica. Los datos oficiales muestran que el pasado año todavía se contabilizaron alrededor de 100.000 viajeros rurales por debajo de los 2,6 millones de 2008.

turismodeinterior
Esto explica por qué el sector del alojamiento rural arroja tasas promedio de ocupación turística tan bajas, al margen de fechas clave (puentes, Semana Santa, verano…). El Observatorio del Turismo Rural, promovido por el portal EscapadaRural.com, admite que la mayoría de los empresarios del sector identifican el exceso de oferta como su principal problema.
Sin embargo, no es el único. La promoción y comercialización a los turistas internacionales, que podrían ayudar en la mejora de la ocupación, sigue siendo una asignatura pendiente, pese a los esfuerzos de la Administración turística. Ana Alonso, directora de Comunicación de EscapadaRural.com, asegura que “la labor de Turespaña en la promoción del turismo rural en el extranjero es una carrera de fondo” y reconoce que “vender turismo rural fuera de nuestras fronteras es complejo”, puesto que, a pesar de la gran riqueza y atractivo de estos destinos, la diversidad es un reto a acometer por fases y obran además barreras inherentes al sector. Entre estas últimas, Alonso cita la ausencia de canales preparados para canalizar la demanda y la abundancia de micro-empresas con dificultades para comunicarse en otros idiomas; un dato: sólo en Baleares, Cataluña, Canarias y Madrid se detecta más de un 50% de alojamientos que pueden atender en inglés a los clientes.

turismo_interior
Las carencias asociativas también son importantes. “En comparación con algunos países europeos como Francia, Austria o Alemania, el turismo rural español aún tiene mucho camino por recorrer, sobre todo en relación a la madurez y nivel de profesionalidad del mercado”, señala la responsable de Comunicación del portal. Aunque España lleva más de 30 años ofreciendo turismo rural, se ha evolucionado poco. En un 70% la oferta está constituida por propietarios que combinan su dedicación al negocio con otro empleo.
Se añade el incordio de lidiar con 17 legislaciones diferentes que regulan la actividad y que la categorización de los establecimientos con Estrellas Verdes apenas esté en fase de implantación, pese a que se lanzó en 2012. “Mientras que en Francia Gîtes de France reúne a 60.000 alojamientos y cuenta con un criterio de clasificación único en Espigas, el asociacionismo en España aún está por consolidarse”, apostilla Alonso.

RECUPERACIÓN DEL CITY-BREAK
Las escapadas cortas de turismo urbano, los city-break, son la otra gran pata del turismo de interior. Pequeños viajes para disfrutar de la gastronomía, descubrir las ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad en España, conocer el patrimonio histórico de otras muchas que no cuentan con ese marchamo adicional o responder al reclamo de algún gran evento. Buen ejemplo de esto último es el éxito del Año de El Greco, que Castilla-La Mancha ha celebrado con un extenso programa de actividades a lo largo de 2014, o del V Centenario de Santa Teresa, una efeméride que permitirá a Castilla y León hacer lo propio de cara a 2015.

toledo
Un barómetro del turismo urbano son sus hoteles. El 70,9% de los empresarios de este sector registraron un incremento de sus ventas durante el tercer trimestre de 2014 y un 66,6% confirmaron que también mejoraron sus beneficios, según el Informe de Perspectivas de Exceltur. Esta agrupación empresarial reseña la notable recuperación de los ingresos en los hoteles urbanos españoles durante el verano, gracias a la mejora de la ocupación. Pero recuerda que ésta llega después de un lustro de caídas.
El turismo de ocio, el interés por los grandes eventos y también el repunte del turismo de negocios explican el avance. Las previsiones de cara al cuarto trimestre son favorables, aunque más moderadas y siempre dentro de la senda de la contención de precios. Aun así, la encuesta de clima de opinión empresarial de Exceltur revela que un 45,1% espera que sus ventas aumenten respecto al trimestre final de 2013 y un 40,2% espera que se mantengan. Los que esperan mejorar además sus beneficios alcanzan el 45,7%.

ENOTURISMO. EL TIRÓN DE LAS GRANDES BODEGAS
Las cifras publicadas hablan de un millón y medio de visitas a bodegas cada año. La afluencia de enoturistas extranjeros se sitúa cerca de las 300.000 visitas, pero hay que reconocer que la preparación de las bodegas es dispar. Luis Lechuga, director de Turismodevino.com, señala que “hay bodegas muy volcadas en el enoturismo, que disponen de personal que puede atender en diferentes idiomas”. No obstante, llama la atención sobre una aparente paradoja, que “muchos turistas buscan las bodegas más pequeñas porque en ellas las visitas son menos ‘turísticas’ y estandarizadas”.

enoturismo
Lo cierto es que el mercado del enoturismo se encuentra muy concentrado en las bodegas del Penedés y de Jerez, y también en Rioja y Ribera del Duero.
En cuanto al futuro… prometedor. El responsable de Turismodevino.com afirma que los mayores desafíos pasan por vertebrar mejor las propuestas y crear productos de calidad con diferentes rangos de precio para fidelizar al viajero. “España tiene mucho que ofrecer, tenemos paisajes muy dispares, preciosas bodegas, grandes vinos, cocina regional… y además hay grandes profesionales que sienten pasión por el producto de la tierra y su cultura, y que quieren compartirlo”, subraya.

LOS EXTRANJEROS ESTÁN DESCUBRIENDO EL INTERIOR
La gran mayoría de los más de 60 millones de turistas extranjeros que nos visitan cada año lo hacen atraídos por la oferta de sol y playa. Pero cada vez son más los que descubren lo mucho que se puede disfrutar en el interior.
La Secretaría de Estado de Turismo señala que el 24% de los turistas internacionales vienen a España por la gastronomía y la cultura, y que en lo que llevamos de año este grupo ha crecido un 20%.

turistas_madrid

About Mari Cruz Marina

Debes estar registrado para escribir un post Login