Revista Puerta de Embarque

L’Hôtel Marrakech, la paz en mitad del caos

By on abril 3, 2017

Este riad, propiedad del diseñador británico Jasper Conran, abrió el año pasado sus puertas en el corazón de la “ciudad roja”.

Próximo a la siempre bulliciosa plaza de Jemaa El Fnaa, en el intrincado laberinto de callejas de Marrakech, este acogedor riad es un magnífico ejemplo de la riqueza vivida hacia el interior que caracteriza al mundo árabe. Transpasamos sus puertas y el ruido queda atrás. Ante la vista se abre un hermoso y sereno patio ajardinado, con naranjos, limoneros y bananeros, y con su piscina… Aunque el agua es un elemento integrado en la arquitectura árabe, en Marrakech no abundan las piscinas de 10 metros como ésta.
El edificio, original del s. XIX, se ha restaurado con buen gusto, combinando con acierto materiales tradicionales y artesanía local con obras de arte de la colección personal de Jasper Conran. El estilo buscado recrea la elegancia propia de los hoteles de los años 30 y devuelve su esplendor a lo que, en origen, fue parte del palacio Caidal.


En torno al patio se distribuyen cinco amplias y confortables suites. La terraza en el techo es un espacio privilegiado, que permite disfrutar de unas extraordinarias vistas del Atlas dominando los tejados de Marrakech.

Cocina tradicional
L’Hôtel Marrakech tiene dos puntos fuertes: uno, que es más una casa que un hotel, y dos, su cocina tradicional marroquí. El servicio de sus deliciosos platillos se puede ordenar en la terraza, en el comedor o en balcón privado de cada estancia. Las especialidades típicas se preparan con los productos locales de temporada, aplicando una esmerada presentación que resalta el colorido de la comida marroquí. Los aperitivos se confeciconan con verduras frescas y se aromatizan con hierbas y especias.

www.l-hotelmarrakech.com

About Redacción Puerta de Embarque

Debes estar registrado para escribir un post Login